miércoles, 4 de octubre de 2017

LOS CEREALES

Los cereales forman parte de nuestra alimentación desde el principio de las civilizaciones, y se encuentran en todas las partes del planeta. Hoy en dia, en todos los hogares hay cereales que consumimos a diario, desde que somos pequeños.

Al igual que con muchos otros alimentos, los cereales que consumimos hoy son fruto de la "revolución verde" una tecnica a través de la cual, desde la mitad del siglo pasado, se han modificado los alimentos para darles un mayor potencial nutricional. 

Los cereales han sido modificados para obtener un nuevo producto alimenticio más ricos en hidratos de carbono y menos en proteínas. Sin embargo, en muchos supermercados o en los herbolarios, puedes encontrar cereales que conservan las propiedades y cualidades nutricionales naturales, propias de este tipo de alimentos.



Las personas necesitamos una alimentación diferente según nuestra edad, nuestra condición fisica y nuestras necesidades diarias. Así que los cereales que necesitan los niños son diferentes a los que deberían comer los adultos. Por la sensibilidad del intestinos, los bebés hasta los nueve meses deben comer cereales que no contengan gluten.

Los niños necesitan cereales ricos en hidratos para obtener la energía necesaria que les permita enfrentarse a sus retos y tareas diarios; por otro lado, los adultos necesitan cereales más ricos en fibra, minerales y vitaminas.

Puedes tomar cereales de varias formas, no solamente los que tomas en el desayuno con tu tazón de leche. Comes cereales también cuando comes pasta o pan, arroz integral o productos a base de harinas. 

Debes incluir los cereales, sea la forma que sea, si quieres mantener una alimentación sana y tener unos hábitos saludables.

viernes, 29 de septiembre de 2017

EL HUEVO: ¿ES BUENO O MALO PARA TU SALUD?

Desde pequeños nos han dicho que no debemos comer más de tres huevos a la semana, porque suben los niveles de colesterol y porque, un exceso de proteinas, puede llegar a dañar los riñones.

Pero, como siempre, he estado investigando sobre este mito que nos persigue a la mayoría desde años, y esto no es cierto.

Te hago una pregunta: ¿cuánta gente conoces que come un croisant todos los dias para desayunar? Mucha, muchisima. 
Y los croisants, como toda la bollería, son muy perjudiciales para la salud. Sin embargo, nadie dice nada en contra de los bollos.

Es importante comer los huevos cocidos, tanto hervidos, como fritos o a la plancha, pero nunca crudos porque, en este caso, es una fuente muy importante de transmisión de salmonelosis. Tampoco debes lavar la cáscaras de los huevos, porque si  éstas contienen toxinas, terminarán en el huevo en sí, en la yema y clara que forman este superalimento.

La yema, la parte amarilla del huevo, no solamente contiene grasa, sino también vitaminas y minerales como el zinc, hierro o fósforo. Y es necesaria una aclaración: la grasa de los huevos es grasa insaturada, una grasa saludable para nuestro organismo, tal y como te he explicado ya en este artículo.

En la infografia a continuación, te resumo las principales propiedades de los huevos y sus beneficios para la salud.

martes, 26 de septiembre de 2017

CONTROLA TU MENTE PARA PERDER PESO



Decía el gran Aristóteles que la mente siempre tiene la razón, mientras que el apetito puede equivocarse. En el proceso de perder peso menos es más.

Si quieres perder peso para siempre debes aprender a trabajar tu mente. Cuando acudes a un profesional de la nutrición para que te indique la mejor dieta posible, él (o ella) te entrega un plan semanal detallado de lo que puedes comer y de lo que tienes que evitar o eliminar del todo de tu alimentación. Y esto es correcto aunque a menudo se trata de las famosas dietas del cajón: se usa la misma para cualquier persona, sin tener en cuenta las caracteristicas  únicas de cada persona. Estas dietas en el 95% de los casos terminan sin  éxito. Con eso no quiero echar la culpa al profesional al que has acudido, solamente digo que en su plan falta un aproche muy importante, es decir el aspecto psicológico.

¿Cómo puedes seguir a raja tabla lo que te dice el profesional sin morir en el intento?

Te lo voy a explicar de manera muy sencilla y verás que, poniendo en práctica todo lo que te voy a explicar en este post, no solamente conseguirás tu objetivo, sino que también podrás seguir con los buenos hábitos para el resto de tu vida. Sin sufrir, de forma gradual pero constante y sobretodo eficaz.

Excluyendo los problemas de sobrepeso relacionados con trastornos de la salud como puede ser el tiroidismo, el 85% de las personas con algunos kilos de más sufre de algún trastorno emocional. Hay un dicho popular según el cual "somos lo que comemos"; a mí me gusta ir más allá y decir que también "comemos lo que sentimos"

El ser humano suele compensar las carencias afectivas y/o emocionales con la comida.



Piensa en un instante en tu propia experiencia o en la de algún conocido. Tienes  que presentar el examen final en la Universidad y estás atrapado por los nervios que no te dejan solo ni un segundo. En un intento inconsciente de controlarlos, abres la nevera y escoges lo primero que ves y lo llevas a la boca. No tienes en realidad hambre, pero necesitas comer algo para que te pueda tranquilizar. Estás comiendo de manera compulsiva, totalmente inconsciente porque estás guiado por el hambre emocional. Y ni siquiera te sientas en la mesa para comer. No. Te quedas erguido frente a la nevera y devoras de un solo bocado lo que has encontrado. Pero esto no te quita el hambre, y vuelves a abrir la nevera buscando algo más.

Los nervios y la ansiedad no son las únicas emociones capaces de ganar tu mente e inducirte a comer de forma compulsiva. Te pongo otro ejemplo. 

Has sufrido un disgusto y te encuentras triste y melancólico. Sabes que así no puedes estar, buscas la manera para animarte, sentirte mejor y alejarte de la tristeza. ¿Qué haces? Casi siempre acabas cogiendo el teléfono y llamando (o mandando un watssup) a tu amigo, hermano, compañero, a alguien de tu confianza, y decides salir a darte una vuelta para despejarte. ¿Y cómo lo consigues? Casi siempre acabas comiendo alguno de estos snacks de los locales de comida rápida, o alguno de estos pasteles que venden en la cafetería de la esquina y que tanto te gustan. Y vuelves a casa, agradeciendo la compañía.



También pasa que el estrés, el ansia, la tristeza tengan en ti el efecto contrario: es decir, te quiten el apetito. Tanto si comes de manera compulsiva y con prisa, como si no comes nada en absoluto, lo único que consigues es engordar, romper con aquella dieta que te había dado el nutricionista, que también te había dicho que podías tener un “día libre”, pero es que con esto que te acaba de pasar, ya van dos días libres en la misma semana. ¿Y ahora? Seguro estarás enfadado contigo mismo y te estarás reprochando no haber sido lo suficientemente fuerte para controlar tus ganas; y prometes (como ya lo has hecho decenas de veces) no volver a caer en el mismo error.


Siento ser sincera, pero volverás a caer en el error una infinidad de veces hasta que consigas controlar tus emociones. Y para esto no hace falta acudir a un psicólogo. Hay alimentos que ayudan de forma natural a calmar el estrés y la ansiedad, y en la siguiente infografía te indico los principales.

viernes, 22 de septiembre de 2017

LOS ANTINUTRIENTES

Cada vez que empiezas una dieta o decides empezar a comer de forma más saludable, empiezas a leer e informarte y por todas partes escuchas y lees sobre los "nutrientes".
Se trata de aquellas sustancias que están en los alimentos y que aportan energia a tu cuerpo. De muchos de estos nutrientes y de su función e importancia para tu salud, ya te he hablado en varios articulos; por ejemplo, la fibra, las vitaminas, los carbohidratos, la proteinas y algunos minerales como el hierro, el calcio o el magnesio

Pero, ¿alguien te habló alguna vez de los antinutrientes? Yo lo voy a hacer en este artículo porque me parece interesante si quieres seguir una alimentación saludable.



Los antinutrientes son aquellas sustancias que alteran o impiden la absorción y la asimilación de los nutrientes, de las vitaminas, de un mineral o de las proteinas. 
Te voy a hablar de los principales antinutrientes y de cómo frenar su efecto en tu alimentación.


- Saponina. Se encuentran sobretodo en las legumbres e impiden la correcta absorción del hierro.

Para ello, te ayudará poner en remojo y cocinar bien las legumbres, para anular el efecto de la saponina.

- Tanino. Es un antinutriente que se encuentra principalmente en los tes y en el café, y que impide la correcta absorción del hierro. 

Para ello, evita tomar café o te con menos de dos horas de distancia desde que comas algun alimento rico en hierro.

- Acido fítico. Es un antioxidante que se encuentra sobre todo en alimentos vegetales sin refinar, como por ejemplo el salvado de trigo o los frutos secos. 
Si este antioxidante se junta con minerales como el zinc, el calcio o el hierro, resulta dificil de digerir y ser absorbido por nuestro organismo. 

Para ello evita comer en la misma comida alimentos ricos en hierro o calcio con, por ejemplo, cereales integrales, semillas o granos.

Hay muchos otros antinutrientes, pero realmente saber cuales son cada uno de los antinutrientes solamente te servirá para confundirte las ideas. 
Los antinutrientes no son dañinos para el organismo, no causan ninguna enfermedad grave. Por ello, la mejor solución es mantener una alimentación lo más variada posible, comiendo de todo un poco y así reduces los efectos de los antinutrientes en tu organismo.




martes, 19 de septiembre de 2017

LA QUINOA

Mucha gente compara la quinoa a un cereal, pero es algo más que un cereal, aunque pertenezca a la familia de los granos integrales. La quinoa es un superalimento, cuyas propiedades te explico a continuación.

La quinoa es un grano rico en fibra, proteinas y omegas-3.  

La fibra ayuda al tránsito intestinal y a una mejor y más fácil digestión, que te ayuda a eliminar las toxinas y los deshechos de tu cuerpo.La proteína ayuda a construir el tejido muscular de tu cuerpo y los Omega-3, te ayudan a mantener un sistema cardiovascular optimo, favoreciendo una mejor circulación de la sangre. Esto te ayuda a mantener tu cuerpo limpio y libre de toxinas.

La quinoa también es rica en aminoacidos, oligoelementos y vitaminas, sobre todo del grupo B: estos nutrientes te ayudan a combatir la depresión, la ansiedad y el insomnio

Debes incluir quinoa a tu alimentación diaria porque aporta grandes cantidades de hierro, lo que te ayuda a combatir y prevenir el cansancio.

El superalimento, que se hizo famoso porque usado por los astronautas en sus viajes al espacio, es rico en hidratos de carbono complejos, los de absorción lenta, que ayudan a controlar el apetito y los niveles de azúcar, por ello es un alimento importante en las dieta de quienes sufren diabetes. 

¿Aún dudas en incluir la quinoa a tu alimentación?