sábado, 8 de octubre de 2016

EL AZUCAR: ¿ES BUENO O MALO?

Hola amig@.

Es la moda del momento, todo el mundo habla de ello: no hay noticia sobre el mundo de la nutrición y alimentación sana y equilibrada que no advierta al lector de los peligros del azúcar para la salud.


Por eso he decidido investigar un poco más e intentar ver en qué lado está la verdad.
El azúcar está presente en la mayoría de alimentos de forma natural, siendo un hidrato de carbono

Como siempre, el problema está en aprender a elegir cuáles alimentos te benefician y cuáles no. El azúcar te da energía para poder hacer frente a las diferentes actividades que te esperan a lo largo del día. Entonces no puedes dejar de tomar azúcar.  
La fruta - por ejemplo - es una buenísima fuente de azúcar (glucosa), saludable para tu salud. También la leche, los cereales y las hortalizas son alimentos ricos en azúcar, indispensables para tu día a día.

Entonces, ¿por qué te siguen advirtiendo de que el azúcar es nocivo para tu salud? Te lo voy a explicar aquí brevemente.

Lo que es nocivo para nuestra salud es el azúcar refinado y su excesivo consumo produce una resistencia a la insulina, una hormona segregada por el páncreas cuya función es la de disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Cuanto más azúcar refinado consumas, más difícil será para ti controlar los niveles de insulina en la sangre; ¿Te acuerdas lo que te comentábamos sobre la importancia de saber controlar el índice glucemico? Pues bien, de esto se trata, y fue el primer artículo de nuestro blog.


El azúcar refinado es el que se encuentra por ejemplo en las bebidas gaseosas y en todos los refrescos en general, es el azúcar blanco que sueles usar para endulzar tus infusiones o cafés.

Mira esta infografía para entender cuáles son los alimentos que llevan azúcar y que son buenos para tu salud, y cuáles debes dejar de consumir.




El azúcar refinado crea adicción. Yo estoy en proceso de desintoxicarme del azúcar, y te confieso que no es fácil, pero lo estoy consiguiendo. 
Por eso quiero compartir contigo mis primeros pasos en este largo proceso,para que tú también puedas por fin dejar de consumir azúcar.

1. Empecé cambiando el azúcar blanco primero por otro edulcorante, luego por azúcar moreno y ahora ya no uso ningún tipo de azúcar para mis cafés e infusiones.

2. Dejé de comer pan blanco, y a cambiarlo por pan 100% integral, como el pan de espelta.

3. He dicho adiós a todo tipo de bollería, pasteles y pizza.

4. He dejado de comer cereales y pastas de trigo y empecé a comer avena, quinoa y pasta y arroz integral.

5. No tomo refrescos, ni alcohol. De vez en cuando me permito un capricho y tomo una copita de vino tinto.

Es más fácil de lo que parece. ¿Te animas a cambiar de hábitos?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Deja un feedback.