martes, 29 de noviembre de 2016

COMO OXIGENAR EL CUERPO A TRAVÉS DE LA ALIMENTACIÓN


¿Qué es lo primero que hacemos al nacer y lo último qué hacemos al morir?

Lo primero y lo último que haces es RESPIRAR

La respiración es fundamental y el oxigeno es indispensables para que pueda haber vida. Esto lo sabemos todos.


El 59% de nuestro cuerpo está compuesto por oxigeno. Cuando respiras estás oxigenando tu cuerpo: eliminas las impurezas en la sangre y le das a tu cuerpo un nuevo aire, más limpio y fresco.
Pero, ¿sabías que puedes complementar la respiración con la alimentación? 

Cuando respiras, tus pulmones reciben oxigeno que luego transmiten a la sangre; ésta, con ayuda del hierro y de la hemoglobina, entrega el oxigeno a cada una de las células del cuerpo para que pueda producir la energía necesaria para ponerte en marcha. 


Si te faltara hierro la sangre no llegaría a las células y te sentirías constantemente cansado. Es por eso que quienes padecen de anemia están siempre cansados. 







Para que tu cuerpo reciba una correcta oxigenación debes entonces mantener una correcta alimentación
Por eso no pueden faltar en tu dieta los alimentos ricos en hierro:

- alimentos crudos frescos, sobre todo verduras de hoja verde;

- las vitaminas del grupo B (que ayudan a mantener buenos niveles de hierro en la sangre) presentes en huevos, carne roja, pescado y legumbres;

- las vitaminas del grupo E (que ayudan a transportar el oxigeno a las células del cerebro) presentes en los frutos secos y en la gran mayoría de alimentos antioxidantes

- las vitaminas del grupo C (que ayudan a absorber el hierro) presentes en todos los cítricos, en los brocolis, en las fresa o en el melón.

Una alimentación sana es fundamental para oxigenar tu organismo, pero no debes olvidar que unos hábitos saludables se consiguen también practicando ejercicio suave de manera regular: el yoga y la meditación son óptimos aliados para mejorar nuestra respiración.



viernes, 25 de noviembre de 2016

COMO CUIDAR TU PIEL

¡Qué bien te veo amig@!

¿Cuántas veces te lo han dicho?

Te gusta que te digan lo bien que estás y lo guap@ que eres. ¿Por qué mentir? A todos nos gusta que nos lo digan, y no hay nada malo en esto. 

Tu apariencia es el reflejo de tu bienestar interno: todo lo que comes (y bebes) afecta al brillo, a la elasticidad y a la limpieza de la piel, el revestimiento de tu cuerpo. 

Tú también pasas tiempo frente los escaparates de perfumerías y para-farmacias buscando aquella crema milagrosa que te de una piel perfecta, sin arrugas ni estrías. 

 Yo también las buscaba, hasta encontrar unos productos que no dañan mi piel: 
sufro de dermatitis alérgica y no me vale cualquier crema.

En mi búsqueda también he aprendido que para una piel perfecta, las cremas solas no bastan, por muy eficaces que sean. 
La belleza externa es el reflejo de un bienestar interno.


Las arrugas son síntomas del envejecimientos de la piel, algo inevitable, pero que puedes retrasar comiendo algunos alimentos y olvidándote de otros, llevando una dieta sana y equilibrada.


La celulitis es una inflamación de los tejidos blandos de la piel provocada casi siempre por falta de hidratación. Si quieres acabar con la odiada piel de naranja, bebe más agua, haz más ejercicio y abandona la vida sedentaria.




Para una piel sana y brillante, sigue estas pautas.

Los alimentos que debes consumir

 los cítricos y los frutos rojos.
Contienen vitamina C rica en antioxidantes

zanahorias.
Ricas en betacaroteno, el principal componente de muchas cremas solares, que protege la piel de los rayos del sol y favorece un buen bronceado de la cutis

frutos secos y aceite de oliva.
Ricos en vitamina E que ayuda a eliminar el estrés oxidativo de las células

carne y huevos.
Contienen proteínas que ayudan a mantener el tono muscular y evitar el descolgamiento de la piel, sobretodo en la zona de la cara.



Los alimentos a evitar son:

Pan y pasta.
 Los alimentos con alto nivel glucemico favorecen la aparición del acné. Puedes sustituirlos por pan y pasta integrales;

azúcar
Reduce la producción de colágeno, una molécula proteica que da elasticidad a la piel.

Sal
Produce la retención de líquidos provocando la inflamación de la piel.

Los fritos
Aumentan los niveles de colesterol en la sangre, la circulación se hace más lenta y no llega a nutrir las células de la piel para que ésta se pueda mantener siempre joven y elástica.

Otro factor a tener en cuenta es la sudoración. Cuando sudas eliminas toxinas, limpias tu organismo por dentro y se abren los poros de la piel para que pueda respirar mejor. 

Sin embargo, una excesiva sudoración deja en la piel restos de toxinas. No te aconsejo secar el sudor: mejor limpia la cara con agua corriente fresca y con jabones y productos específicos y que no sean dañinos para la piel, como los que yo uso a diario y me vienen de maravilla.

Cuando estás bien por dentro, también lo notarás en tu apariencia: y es tan fácil como comer sano y cuidarse.




martes, 22 de noviembre de 2016

CÓMO PERDER PESO CON EL JENGIBRE

Hace poco tiempo he descubierto una especia que ahora no sé abandonar por los beneficios que noto y por el sabor que da a las comidas: el jengibre.


Empecé a usarlo como remedio natural para la gripe y el resfriado, bajo el consejo de un familiar que se cuida según los principios del Ayurveda, y poco a poco empecé a introducirlo en mi alimentación.


El jengibre es una planta aromática con sabor picante y algo alimonado, usado en Oriente desde hace siglos: ya el médico griego Galeno lo utilizaba y aconsejaba para curar diferentes enfermedades y trastornos.


Muchos de los efectos benéficos del jengibre que conocemos hoy en día, no tienen una validez científica pero aún así sus efectos para la salud son indudables y aceptados por la medicina tradicional. 

Tras varias investigaciones, búsquedas y sobre todo tras haber empezado a introducirlo en mi dieta, puedo confirmar los varios efectos benéficos para la salud, y puedo afirmar con absoluta certeza que el jengibre puede convertirse en tu mejor aliado si quieres mantener un estilo de vida saludable, siendo imprescindible en una alimentación sana y para una correcta nutrición.




Por supuesto no hay que abusar de ello. 

Yo sufro de colon irritable y no puedo comer picante; sin embargo, añado una pizca de jengibre a las ensaladas o a las carnes que preparo a la plancha (pollo en particular) y esto me ayuda a frenar la inflamación e irritación del colon, por lo tanto mi intestino trabaja y vive mejor. 

Uno de los principales efectos del jengibre es el de ser un potente anti-inflamatorio natural, por eso ayuda a deshinchar el vientre desinflamando el estomago. Ten en cuenta que el vientre hinchado es síntoma de inflamación de los intestinos.

Otros beneficios derivados del uso del jengibre son:

- mejora del flujo sanguíneo tonificando los vasos capilares.

- Combate el colesterol. Una mejor circulación de la sangre hace que puedas eliminar las toxinas reduciendo el nivel de grasa en la sangre.

- Acelera el metabolismo ya que previene la inflamación de los intestinos. 
Un metabolismo rápido también te permite quemar más grasa y controlar mejor tu peso.  
- Al mantener tus intestinos saludables, también evitas la retención de líquidos y eso te permite perder el peso correspondiente a la cantidad de líquidos en exceso.

No es difícil introducir el jengibre en tu dieta y es un cambio saludable que te lleva a una vida sana.


Empieza con añadir un poco de jengibre rallado en tus ensaladas y verás como su sabor te enganchará.


viernes, 11 de noviembre de 2016

POR QUÉ ES BUENO COMER FRUTOS SECOS


¿Cuántas veces has comido avellanas, nueces, almendras, castañas o cacahuetes? Seguro que una infinidad de veces.



Todos son frutos secos, así llamados porque
contienen 
menos del 50% de agua. 


Son muy saludables y sus infinitas propiedades te ayudan a conseguir una salud de hierro: son ricos en proteínas y grasas buenasNo es casualidad que se incluyan en todas las dietas para el control de peso. 


Cuando te entran ganas de comer y quieres picar entre horas, nada mejor que comer frutos secos.




Estos son sus beneficios:

1. Contienen antioxidantes.
Ricos en vitamina E, que ayuda a prevenir la oxidación de las células, retrasando el envejecimiento de tu cuerpo.

2. Previenen la osteoporosis.
Contienen grandes cantidades de calcio (sobretodo las almendras y las avellanas) que ayudan a que tus huesos sean más fuertes.

3. Previenen el estreñimiento.
Por su alto contenido en fibra, favorecen el tránsito intestinal
Al contener mucha fibra también son recomendables si practicas algún deporte porque te ayudan a recuperar la energía perdida y a mantenerte en forma.

4. Mejoran la actividad vascular y cerebral
Los omegas 3 aumentan el tiempo de coagulación de la sangre y mejoran la circulación. La sangre fluye mejor y es más limpia, llega con mayor facilidad al cerebro mejorando tu niveles de atención y tu memoria.

5. Reducen el estrés
Son ricos en ácido folico, que te permite reducir el estrés, la fatiga y el síndrome premenstrual.


Como todo, no hay que exagerar. 
Los frutos secos son alimentos calóricos, por eso no es bueno comerlos en exceso, ya que podrían aportan más calorías de las necesarias. 
Es por esa razón que no te recomiendo comas frutos secos a partir de las 6 de la tarde. A partir de este momento tu cuerpo empieza a necesitar menos energía por lo tanto no es bueno darle más calorías de las que va a utilizar.





martes, 8 de noviembre de 2016

LO QUE DEBES SABER SOBRE LAS CALORIAS

Si queremos encontrar una definición sencilla para entender qué son las calorías, podríamos decir que son la energía que necesita nuestro cuerpo para funcionar.

Nuestro cuerpo es como una máquina: necesita combustible para funcionar correctamente. Como en todas las máquinas, si excedemos con el combustible estaremos perjudicando su funcionamiento.

Cada cuerpo necesita una cantidad de energía diferente para poder rendir al máximo; esta cantidad depende de muchos factores: actividades diarias, metabolismo, trabajo muscular, etc... 


Las tres principales fuentes de energía para nuestro cuerpo son los hidratos de carbono, proteínas, las grasas y el alcohol. Las primeras tres aportan también nutrientes, son indispensables para una correcta alimentación, mientras que el último (el alcohol) solamente aporta calorías, y no es saludable para nuestro organismo. 



Si queremos mantener unos hábitos de vida saludables y una correcta nutrición debemos aprender a dar a nuestro cuerpo los primeros tres elementos en sus justas proporciones, mientras debemos evitar el alcohol. 

En la infografía a continuación te doy algunos ejemplos sobre cómo controlar de forma saludable la ingesta de calorías.



Una correcta nutrición es la que proporciona todos los alimentos a nuestro cuerpo y es importante saber mezclar los alimentos hipocalorícos (que contienen pocas calorías) con los alimentos hipercalorícos (los que aportan muchas calorías). para saber cuántas caloría tiene un determinado producto o alimento, fíjate bien el las etiquetas.


Los huevos, por ejemplo, son alimentos hipercalorícos y muy importantes para un estilo de vida saludable y una buena alimentación: proporcionan proteínas y grasas saludables para el organismo. 

No todos los alimentos son malos: solamente debemos aprender a elegir los más saludables y a saber mezclarlos en las justas proporciones. 

viernes, 4 de noviembre de 2016

BENEFICIOS DEL PICANTE PARA LA SALUD

Hasta hace unos pocos años se pensaba que comer picante podía causar ulceras, gastritis o incluso hemorroides. El picante no entraba en muchas dietas y no era aconsejado dentro de una correcta alimentación. 

Científicos británicos han llevado a cabo algunos estudios que demuestran que el picante tiene más beneficios para la salud que efectos adversos, pero siempre con un consumo moderado.





En el picante hay una sustancia - llamada capsaicina - que tiene los siguientes efectos sobre tu salud:

1. Acelera el metabolismo
Un metabolismo más rápido hace que nuestro cuerpo queme más calorías, por eso es más fácil tener nuestro peso bajo control.

2. Previene el cáncer.
Sobretodo los canceres estomacales. 
La capsaicina estimula y activa las células de las paredes del estomago y al mismo tiempo es capaz de destruir las células cancerígenas. 

3. Estimula la circulación sanguínea.
El picante es capaz de reducir la presión arterial, aumentando la temperatura del cuerpo y evitando los coágulos de sangre.

4. Mejora los niveles de colesterol.
El consumo de picante reduce la demanda de insulina y regula la asimilación del colesterol en la sangre.

Como ves, todos beneficios para tu salud. Incluye un poco de picante a tus comidas, le darás un sabor diferente y te estarás cuidando.


martes, 1 de noviembre de 2016

LOS DIFERENTES TIPOS DE LECHE

Entre los nuevos hábitos alimenticios que van tomando fuerza está el de cambiar la leche de vaca por leche vegetal.

La leche animal en sí no es mala, sin embargo la creciente demanda del producto hace que los animales no coman del todo sano y la falta de nutrientes por parte de los animales, o la ingesta de productos químicos y tóxicos acaban luego en la carne que comemos y en la leche que bebemos.

Mucha gente (yo incluido) ha empezado a tomar leche vegetal. En mi caso la razón que me ha llevado a este cambio de hábito ha sido el colon irritable; tengo este trastorno desde hace años y he notado que la leche animal era uno de los alimentos que mi cuerpo ya no toleraba. 

Al principio empecé a tomar leche de soja y ahora, como intento eliminar o reducir la ingesta de azúcar, he decidido optar por otras leches vegetales con menos azucares que la de soja, como por ejemplo la leche de avena.



LECHE DE ALMENDRAS.

Entre las diferentes leches vegetales es la que más nutrientes contiene, por lo tanto es también recomendable para los niños en fase de crecimientos. 
Es muy digestiva y, al contener una gran cantidad de nutrientes, también aporta energía a quien la consuma. Es ideal para aquellas personas que sufren de osteoporosis o que tienen niveles bajo de hierro en la sangre. Combate el estreñimiento gracias a su alto contenido de fibra y se aconseja a quienes tienen problemas de colesterol, ya que las almendras ayudan a bajar los niveles de colesterol en la sangre.



LECHE DE SOJA.


Es la leche vegetal más consumida y conocida. Es ideal para las personas alérgicas a la lactosa y es de fácil digestión.  Ayuda la circulación de la sangre y mantiene limpias las arterias de nuestro cuerpo gracias a que contiene lecitina, una sustancia también producida de forma natural por nuestro hígado. 


La leche de soja no es aconsejable para niños menores de 5 años, ya que carece de los nutrientes típicos de la leche, entre ellos el calcio (lo contiene en pequeñas cantidades), necesario para la correcta formación osea de los más pequeños.  



LECHE DE AVENA.

Es muy rica en nutrientes esenciales, de fácil digestión y aconsejable también para los más pequeños de la casa, porque contiene grandes cantidades de calcio. Es una opción perfecta para quienes decidan optar por una dieta vegetal o vegana, o simplemente quieran cambiar de  hábitos nutricionales. 


Es muy rica en hidratos de carbono y fibra, por eso aporta energía a quien la consuma y ayuda a combatir el estreñimiento. 



LECHE DE ARROZ

De todas las leches vegetales es la más recomendadas por los nutricionistas siendo la más completa de todas desde un punto de vista nutricional. 


Deriva directamente de los granos de arroz que contienen - en pequeñas cantidades - todos los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo y para su correcto funcionamiento. 



Sin embargo, si la damos a los más pequeños de la casa, no debemos olvidar completar su dieta con alimentos que aporten importantes cantidades de calcio, ya que en la leche de arroz no son muy elevadas.