jueves, 12 de enero de 2017

LAS ETIQUETAS DE LOS ALIMENTOS: ¿PORQUÉ SON IMPORTANTES?

¿Qué es en lo primero que miras cuando compras un producto en el supermercado?

Cada uno de nosotros mira diferentes aspectos: la marca, la fecha de caducidad, el precio, la imagen del envasado, etc... 


Si quieres adquirir hábitos saludables, debes entender que la buena nutrición empieza con la compra, por eso al momento de elegir un producto u otro debes tener en cuenta sobre todo tres aspectos: la fecha de vencimiento, la forma de conservación y las etiquetas

No es nada saludable comer un producto que esté caducado, ni que se haya estropeado por haberlo conservado mal. De la misma manera, si aprendes a fijarte en la información nutricional aprenderás cuales son los macronutrientes y en qué porcentaje se encuentran en ese producto en concreto. Así te resultará más sencillo incluirlo (o no) en tu dieta, porque sabrás lo que contiene y lo que le falta.

Hoy te doy algunos consejos que te resultarán útiles para aprender a leer correctamente las etiquetas

 1. Algunas etiquetas indican al  lado de cada macronutriente,  el % del valor medio diario recomendado, un valor que indica la cantidad que deberíamos consumir a lo largo del día. 
Es un valor relativo: que un producto tenga un porcentaje alto (más del 20%) o bajo (menos del 5%) puede ser malo o bueno, dependiendo del tipo de dieta que tengamos que seguir.

Ejemplo: si sufro anemia, y las etiquetas indican que ese producto contiene más del 20% de hierro, entonces es un alimento optimo para mi dieta. Pero si sufro hemocromatosis (exceso de hierro) entonces un alimento con más del 20% de hierro no es indicado para mi dieta. 



2. Otro aspecto a tener en cuenta es el orden en el que aparecen los ingredientes.
Los ingredientes que aparecen al principio de la lista son los que se encuentran en mayor cantidad en ese producto.

Te doy una lista de los principales macronutrientes que encontramos en las etiquetas y de cómo debes interpretarlos, para que a partir de hoy puedas hacer una compra inteligente y saludable. 


Si un producto contiene más de 200 Kilo-calorías por cada 100gr hay que consumirlo de forma moderada, sobre todo si quieres perder peso.


GRASA

Lo aconsejable es no consumir aquellos alimentos que superen el 30% del valor medio diario de las grasas totales
Y sobre todo debes fijarte en los diferentes tipos de grasa

Por regla general, si en el producto que quieres comprar prevalen las grasas saturadas será un alimento poco saludable. 


HIDRATOS

Se trata del aspecto más importante a tener en cuenta cuando leas las etiquetas, ya que según cual sea el tipo de hidrato dependerá nuestra capacidad de controlar el apetito.


FIBRA

La fibra es importante para tu salud intestinal, y al leer las etiquetas debes fijarte si el producto contiene fibra soluble o insoluble. Lo recomendable es consumir de 3 a 4 gr de fibra por cada porción de producto.


SODIO

Indica la cantidad de sal que contiene el producto. Debes prestar mucha atención a la cantidad de sodio por cada porción o cada 100gr de producto porque no debes consumir más de 5 gr de sal al día. Si un producto es rico en sodio, no deberás añadir sal cuando lo preparas.



Mirar y saber leer las etiquetas puede resultar incomodo al principio, pero si consigues adquirir esta costumbre, estarás dando un buen paso hacia una correcta alimentación y unos hábitos de vida saludables.

Si quieres saber más, rellena el formulario aquí debajo para recibir todos nuestros consejos sobre hábitos saludables.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Deja un feedback.