martes, 28 de febrero de 2017

¿POR QUÉ ME DUELEN LOS PIES?

Hola amig@ . Hoy quiero empezar este artículo haciendote una pregunta: 
¿Cuál es la parte de tu cuerpo que soporta más peso?


Si aciertas la respuesta, seguramente entenderás mejor lo que te voy a explicar en el post de hoy.


Todos los seres humanos apoyamos el peso de nuestro cuerpo sobre nuestros pies. 
Si las rodillas nos ayudan a llevar a cabo la gran mayoría de los movimientos 
que hacemos cotidianamente, los pies nos ayudan a movernos y desplazarnos.


Al igual que ocurre con las rodillas, cuanto más peses más dificultades tendrás para caminar. 


El sobrepeso es uno de los principales responsables del dolor de pies


Cuando tienes sobrepeso la sangre circula con mayor dificultad y su paso por las extremidades inferiores de tu cuerpo se convierte en tarea casi imposible. 


Al no llegar bien la sangre a tus pies éstos se hinchan causandote dolor y dificultad en el movimiento. 
Con los pies hinchados te resulta dificil mantener una postura estable y, para mantener el equilibrio, te ayudas 
con otras partes del cuerpo como las rodillas, los tobillos o la columna vertebral, ejerciendo sobre ellas un esfuerzo excesivo e innecesario, que lleva gradualmente a su desgaste.


Para evitar el hinchazón de pies debes por supuesto adelgazar y llevar una alimentación sana y equilibrada.
Y mientras pierdes peso haciendo ejercicio constante y moderado, te puede ayudar poner las piernas en alto cuando estés sentado o tumbado, porque así favoreces el riego sanguineo.



Es importante también que uses un calzado cómodo que te ayude a mantener firme el pie al andar. 


Evita ponerte chanclas porque te producen grietas en los talones y hacen que apoyes mal la planta del pie en el suelo. 
Debes  usar un calzado que mantenga firme tu pisada sin aprietar el pie y que sea antideslizante. 


Debes de cuidar tus pies, porque son tu principal compañero de viaje: es gracias a ellos que puedes moverte o estar de pie. 

Y como siempre, todo depende de una correcta nutrición y de la practica de ejercicio fisico constante y moderado.

NO TE OLVIDES DE TU REGALO JUSTO AQUÍ DEBAJO




jueves, 23 de febrero de 2017

COMER GRASA NO ES MALO

Comer grasa engorda. 

Es lo que seguramente piensas o has pensado y leído alguna vez. 
Empiezas una dieta y lo primero que eliminas son los alimentos que contienen grasas. 
Pero todo esto no es del todo cierto.


En este articulo te enseño a diferenciar los diferentes tipos de grasas y aprenderás cómo puedes seguir comiendo grasa y perder esos kilos de más que te molestan.




El 25% de tu peso corporal es constituido por grasa: necesitas la grasa para poder desarrollar todas tus tareas diarias. Las grasas te aportan energía.


El problema - entonces - no es comer grasas, sino comer las grasas equivocadas, las que resultan nocivas para tu salud. Por eso es necesario que aprendas a diferenciar las grasas y a saber elegir las más saludables. 


Existen tres tipos de grasa

-Las grasas saturadas 
De origen animal, que aumentan los niveles de colesterol malo en la sangre y perjudiciales para tu salud.

-Las grasas insaturadas 
(monoinsaturadas o poliinsaturadas)
Son las más beneficiosas para tu salud y se identifican en su gran mayoría con los aceites. 

-Las grasas trans 
Son las peores para tu salud, y derivan de la transformación de las grasas insaturadas en saturadas.




Conociendo esta primera clasificación de las grasas, ya puedes empezar a elegir los alimentos más adecuados para tu salud, aunque contengan grasas.

Las etiquetas de los productos que compras pueden ayudarte en esta selección.

Más importante que los tipos de grasas es saber cuándo y cómo debes comer grasas.


1. EVITA LOS FRITOS

La fritura es la principal fuente de grasa trans, y produce cambios importantes tanto en los aceites (que vienen absorbidos por los alimentos fritos) que usamos como en los alimentos. 
A causa de las elevadas temperaturas los alimentos pierden todas las vitaminas que contienen además del agua, que se evapora con el calor.

Si comes en casa, puedes comer frito de forma ocasional, pero nunca  comas algo frito fuera de casa, sobre todo en los locales de comida rápida, donde el mismo aceite se usa muchísimas veces para freír la comida.

Lo mejor es cocinar a la plancha o al vapor: añade especias a los alimentos y verás como les das un sabor excepcional.


2. DESAYUNA GRASAS

El mejor momento del día para comer grasa es el desayuno: huevos fritos o revueltos, jamón serrano, aguacate o frutos secos son una optima opción para tu desayuno.
Incluir grasas en tu desayuno, hará que tu cuerpo te pida menos grasas a lo largo del día y tú tendrás más tiempo y ocasiones para quemar lo que has desayunado.


3.CUIDADO CON LOS AZUCARES

Nuestro organismo transforma los azucares en exceso en grasa
Esto significa que lo que te hace engordar son los azucares (y los hidratos simples) y no la grasa. 




martes, 21 de febrero de 2017

AHORRA DINERO COMIENDO SALUDABLE

Ahora que por fin has decidido empezar a cuidarte, empiezas a cuestionarte lo caro que te va a salir llevar una vida sana y equilibrada. 

Pero esto no es cierto, y te voy a decir por qué.


Tendrás alguna costumbre poco saludable como fumar, tomar algunas cervezas al día,
 ir a comer a  locales de comida rápida, salir de fiesta con los amigos comiendo de todo un poco. 

No hay nada malo en socializar ni en salir con los amigos. Solo quiero que reflexiones en algunos puntos que voy a indicarte. 

Sales con los amigos y comes hamburguesa con unas patatas fritas y un refresco. Estás ingiriendo alimentos con un índice glucemico alto que hacen que tengas hambre al poco tiempo. ¿Qué haces? Sigues comiendo, sigues comprando comida y gastando dinero.

Del local de comida rápida vas al supermercado donde sigues comprando comida poco saludable: comida envasada, quesos, embutidos, refrescos, alguna lata de cerveza, bollerías y cereales refinados para tu desayuno, patatillas para picar entre horas, etc... 

Son alimentos poco saludables, vacíos de nutrientes y llenos de azucares que hacen que comas más y más. 


Entonces, vuelvo a preguntarte:
¿Cuánto gastas en este tipo de compra? 
Haz un recuento mental y compara con otro tipo de compra que voy a aconsejarte ahora, tanto para tu salud, como para la de tu bolsillo. 
😉



La próxima vez que vayas al supermercado, llena tu cesta de la compra con mucha fruta, verduras y hortalizas; compra también leche desnatada (no entera), 
huevos, avena, frutos secos para picar entre horas, legumbres, pollo o pavo,  y pescado.

Estos alimentos al ser más ricos en nutrientes hacen que comas solamente lo que tu cuerpo necesita, por lo tanto cuando comes saludable comes mucho menos.

Cuando salgas con los amigos, toma una copita de vino (si es tinto mucho mejor), o alguna cervecita y para acompañarlas intenta picar cacahuetes o aceitunas.

Y si comes fuera, incluso si vuelves a uno de estos locales de comida rápida, no te preocupes ni te agobies: hoy en día estos locales también te ofrecen la opción de comer una ensalada


Sabes que para estar en forma, debes acompañar una alimentación sana y equilibrada con la practica de ejercicio físico. 
Y lo puedes hacer sin gastarte un céntimo, porque caminar es la mejor forma de perder peso, y solo te hacen falta unas zapatillas y ganas.

Te propongo un reto: de hoy a un mes cambia tus hábitos por otros más saludables. 
Come mejor, deja de fumar (o reduce la cantidad de cigarrillos) y deja de beber refrescos. 

Dentro de un mes, déjame un mensaje y coméntame cómo te han salido las cuentas. 

¡Tú también te sorprenderás!



jueves, 16 de febrero de 2017

FRENA TU DOLOR DE RODILLAS

Hola amig@ . 
Sé por lo que estás pasando, porque cuando yo también tenía sobre peso 
me sentía como tú. 
Ese dolor de rodillas no te deja disfrutar de tu día a día y se hace cada vez más intenso y tú te sientes incómodo. 

¡No te preocupes! 
Pronto vas a estar mejor si sigues estos consejos.

Como siempre, si conoces la causa, puedes encontrar la solución.

Las rodillas son las articulaciones más grandes de nuestro cuerpo y las 
que mayor peso aguantan 
cuando estamos de pie, 
son las responsables de que nos mantengamos rectos y erguidos. 

Nos apoyamos en las rodillas para caminar, subir y bajar escaleras, correr, agacharnos, conducir, ir en bici, y un montón de actividades más. 
Es por esta razón que las rodillas son también las articulaciones que se desgastan con mayor facilidad.




Es obvio que cuanto más pesas más esfuerzo harán tus rodillas: ¡no es lo mismo subir unas escaleras pesando 60 kilos que pesando 95! 

El sobrepeso es la principal causa del dolor de rodillas debido a un desgaste mucho más rápido de las articulaciones. 
El sobrepeso, además de castigar las articulaciones, también produce problemas de circulación
 por lo tanto la sangre tiene mayor dificultad para  oxigenar  tu cuerpo y órganos. 

Lo que has comido hasta ahora (los fritos, los refrescos, las mantequillas, los embutidos, los productos refinados) te han hecho engordar y han ralentizado tu circulación sanguínea. Con tanta grasa acumulada en venas y arterías, ¡la sangre no puede fluir bien!

Cuando no llega suficiente sangre a tus articulaciones, el cartílago recibe menos nutrientes y se desgasta más rápidamente causando - en muchísimos casos - problemas de artrosis

Para empezar a reducir ese dolor que no te hace vivir, lo primero que debes hacer es cambiar tu alimentación: evita los fritos, las grasas saturadas (lácteos enteros, mantequillas, embutidos...) y los refrescos, y empieza a comer más fruta y verdura, incluye en tu dieta también los frutos secos  o el pescado azul y bebe mucha, pero mucha mucha agua.

Así empezarás a dar a tu cuerpo más energía que te permitirá empezar a abandonar el sedentarismo, tu compañero de viaje hasta ahora, y que tienes que olvidar y abandonar.

Tu cuerpo no está acostumbrado al movimiento y por eso debes empezar a hacer ejercicio de forma suave y moderada
No puedes hacer esfuerzos grandes de un día para otro si has tenido una vida sedentaria hasta ahora. 

Tu sobrepeso y la falta de costumbre de tu cuerpo castigarán aún más tus pobres rodillas. 

Empieza a caminar todos los días durante 10 o 15 minuto al máximo. 
No busques excusas: empieza a utilizar menos el coche para desplazarte y ve andando al trabajo, al supermercado, al parque con tus hijos o 
con tu familia y amigos, 
usa las escaleras en lugar de los ascensores o escaleras mecánicas, etc... 

Con el tiempo tu cuerpo se irá acostumbrando al movimiento y te pedirá que gradualmente subas la intensidad y el tiempo del ejercicio. 

Recuerda también que los ejercicios en el agua disminuyen el impacto en las articulaciones, por lo tanto son aconsejables para empezar a hacer ejercicio si tienes sobrepeso.

Y como siempre: los problemas de control de peso se solucionan en un 20% con ejercicio físico y en un 80% con alimentación sana y equilibrada


Deja tu email y tu nombre y recibe un regalo en tu bandeja de correo.


martes, 14 de febrero de 2017

¿TIENES ESTREÑIMIENTO? TENGO LA SOLUCIÓN

Si has llegado a leer este artículo es por qué has sufrido al menos una vez estreñimiento, esa alteración del estómago que hace que vayas al baño menos de lo habitual y/o que tengas problemas al defecar. 
Esta alteración se debe a una excesiva retención de agua en el intestino y, en la gran mayoría de los casos, tú eres el responsable de este trastorno.

No te echo bronca, sólo te lo digo para que entiendas que si de ti depende el problema, de ti depende también la solución

Y en este artículo te voy a explicar todo.

En nuestro intestino vive un hongo llamado candida albicans que se nutre de hidratos de carbono refinados
Cuando tú comes en exceso productos a base de harina blanca o azucarados 
y tomas muchos refrescos y zumos embotellados, estás alimentando ese hongo que se multiplica e invade tus intestinos. 

Si además de comer estos alimentos, 
no bebes agua en cantidades suficientes, 
el hongo empieza a perforar las paredes del intestino que, para poder realizar correctamente la digestión, usa el agua que contienen los alimentos. 
De estas manera, lo que tú comes se seca y se pega a las paredes del intestino que no es capaz de expulsarlos.

Cuando el estómago se ve incapaz de eliminar los restos de comida en exceso, entonces ralentiza tu metabolismo y por eso te va a costar perder peso.

La falta de líquidos y el exceso de productos refinados son la principal causa del estreñimiento. 
Pero también el sedentarismo, el estrés, la poca ingesta de fibra y algunos trastornos como la diabetes, el tiroides o el colon irritable pueden provocar estreñimiento.




Si quieres tener un metabolismo activo que te ayude a controlar mejor tu peso y evitar problemas de estreñimiento que en algunos casos pueden transformarse en algo más serio (cáncer intestinal, por ejemplo) sigue estos sencillos pero importantes consejos:

A. Bebe mucha agua: la cantidad recomendada es 1 litro por cada 25Kg de tu peso.

B. Come alimentos que contengan mucha fibra, sobretodo la manzana, plátanos o avena y bebe té verde.

C. Controla el estrés.

D. Practica ejercicio suave y moderado de forma constante.

Verás que siguiendo estos consejos básicos, solucionarás gran parte de tus problemas de estreñimiento.



jueves, 9 de febrero de 2017

LA ADICCIÓN A LOS AZUCARES

Cuando hablamos de adicción pensamos en las drogas, en el tabaco o
 en el alcohol. Identificamos estas adicciones como algo malo para nuestra 
salud, física y mental, como unos hábitos no saludables que deberíamos mantener alejados de nuestras vidas

Pero hay otra adicción que empieza a ser reconocida como tal por los expertos en nutrición y alimentación; es la adicción a los azucares y en el artículo de hoy te voy a explicar algunos puntos importantes 
sobre ella. 



Una adicción es una enfermedad crónica y recurrente del cerebro, que hace que busques alivio en alguna sustancia o actividad. ¡Existe también la adicción al deporte! 
Se trata de una debilidad psicológica, y como tal debe de ser tratada. 


Para combatir la adicción a los azucares no debes eliminar la ingesta de hidratos (el azúcar es un hidrato) sino aprender a controlar lo que comes. Antes de nada, debes entender que para eliminar un hábito poco saludable es necesario tiempo, esfuerzo, constancia y mucha, mucha fuerza de voluntad.


No todos los hidratos de carbono producen adicción al azúcar; los hidratos con un alto índice glucemico son los responsables de que nos enganchemos al azúcar. 
Este tipo de hidrato además de producir unos picos de azúcar en la sangre, actúan en la misma parte del cerebro involucrada en la adicción a las drogas. 
Por esta razón muchos expertos definen el azúcar como una droga




Cuando somos victimas de una adicción, buscamos de forma nerviosa y estresante aquella sustancia que nos permita relajarnos y tranquilizarnos; nuestro estado de ánimo cambia porque nos falta "algo" que creemos indispensable para nuestro bienestar físico y emocional. 
Y no nos tranquilizamos hasta conseguirlo.

También nos enganchamos por una sustancia en particular que encontramos en varios productos de nuestros supermercados:  
el jarabe de maíz.

Muchas empresas usan este ingrediente de forma sutil para que nos enganchemos a sus productos y sigamos consumiéndolos. 


El jarabe de maíz lo encontramos en la gran mayoría de productos horneados, sea de harina blanca que de harina integral. 

Sirve para que los panes y la bollería en general adquieran ese color marrón que atrae nuestra atención cuando vamos a comprarlos. 
También lo encontramos en todas las salsas a base de tomate, donde 
se usa para contrarrestar el sabor 
ácido del tomate. 
Los cereales que tomamos para desayunar, los zumos de frutas 
embotellados, los aderezos para 
ensaladas, los refrescos y todos los alimentos procesados contienen jarabe de maíz.

Para combatir la adicción al azúcar el primer paso es eliminar todos estos productos que acabo de indicar y sustituirlos por otros más saludables. 
Puedes empezar con sustituir el azúcar que usas para endulzar tus cafés o infusiones por stelvia, más dulce que el azúcar pero con muchas menos calorías que no eleva tampoco el índice de glucosa en la sangre. 

Nuestro cuerpo es capaz de resistir los efectos dañinos del azúcar durante un máximo de 20 años. 
Pero no esperes a que ese tiempo llegue encontrándote luego con 
un páncreas dañado o con la producción de hormonas alteradas y un sistema inmunológico debilitado. 

Actúa antes. Come de forma sana y equilibrada y adquieres unos hábitos de vida saludables.


jueves, 2 de febrero de 2017

PIERDE PESO NADANDO

Para perder peso es fundamental unir la práctica del ejercicio físico con una correcta alimentación: 
unos hábitos saludables nos permiten conseguir nuestro objetivo más fácilmente.


En el post de hoy te voy a hablar de uno de los deportes más eficaces a la hora de perder peso: la natación. Es una disciplina completa, que cualquiera puede practicar y que difícilmente te causa lesiones o problemas en las articulaciones.



Yo he practicado la natación durante mucho tiempo, sé de primera mano lo bueno que es nadar para tu bienestar físico, y también anímico. 


Para poder practicar correctamente la natación el cuerpo necesita quemar hidratos y grasas, y lo hace gracias a una fuerte y constante oxigenación
La sangre circula más rápidamente en tu cuerpo convirtiendo la grasa acumulada en energía.
 Una mejor circulación de la sangre, además de transformar la grasa en energía, permite regular la tensión arterial y prevenir cualquier enfermedad o trastorno cardiovascular.


Cuando nadas, luchas contra el agua: necesita mover una gran cantidad de agua para poder moverte.  

Pero también estás activando tus músculos cuando los tensas, para poder mantenerte a flote. 

La activación simultanea de todo tus músculos y el esfuerzo que haces para mover el agua, te permite quemar una gran cantidad de calorías y poder así mantener tu peso bajo control.

Cuando practicas natación, además de los beneficios que te acabo de indicar logras tonificar tus músculos. 
La natación es un gran ejercicio para corregir la postura corporal y previenes los dolores de espalda. La natación es por eso el deporte más recomendado para aquellas personas que sufren de lumbalgia o problemas de postura.

Gracias al contacto con el agua, tu cuerpo recibe un masaje en los músculos, pero también llegas a masajear los órganos internos. Tu cuerpo recibe un masaje terapéutico gracias al cual eres capaz de liberar todas las tensiones, tanto articulares como emocionales.

Por todo esto la natación mejora tu estado físico y también emocional.


Si quieres algun consejo más sobre natación, qué ejercicios practicar para adelgazar, cómo entrenar para perder peso, no dudes en contactar conmigo. Déjame un comentario y te ayudaré.