martes, 21 de febrero de 2017

AHORRA DINERO COMIENDO SALUDABLE

Ahora que por fin has decidido empezar a cuidarte, empiezas a cuestionarte lo caro que te va a salir llevar una vida sana y equilibrada. 

Pero esto no es cierto, y te voy a decir por qué.


Tendrás alguna costumbre poco saludable como fumar, tomar algunas cervezas al día,
 ir a comer a  locales de comida rápida, salir de fiesta con los amigos comiendo de todo un poco. 

No hay nada malo en socializar ni en salir con los amigos. Solo quiero que reflexiones en algunos puntos que voy a indicarte. 

Sales con los amigos y comes hamburguesa con unas patatas fritas y un refresco. Estás ingiriendo alimentos con un índice glucemico alto que hacen que tengas hambre al poco tiempo. ¿Qué haces? Sigues comiendo, sigues comprando comida y gastando dinero.

Del local de comida rápida vas al supermercado donde sigues comprando comida poco saludable: comida envasada, quesos, embutidos, refrescos, alguna lata de cerveza, bollerías y cereales refinados para tu desayuno, patatillas para picar entre horas, etc... 

Son alimentos poco saludables, vacíos de nutrientes y llenos de azucares que hacen que comas más y más. 


Entonces, vuelvo a preguntarte:
¿Cuánto gastas en este tipo de compra? 
Haz un recuento mental y compara con otro tipo de compra que voy a aconsejarte ahora, tanto para tu salud, como para la de tu bolsillo. 
😉



La próxima vez que vayas al supermercado, llena tu cesta de la compra con mucha fruta, verduras y hortalizas; compra también leche desnatada (no entera), 
huevos, avena, frutos secos para picar entre horas, legumbres, pollo o pavo,  y pescado.

Estos alimentos al ser más ricos en nutrientes hacen que comas solamente lo que tu cuerpo necesita, por lo tanto cuando comes saludable comes mucho menos.

Cuando salgas con los amigos, toma una copita de vino (si es tinto mucho mejor), o alguna cervecita y para acompañarlas intenta picar cacahuetes o aceitunas.

Y si comes fuera, incluso si vuelves a uno de estos locales de comida rápida, no te preocupes ni te agobies: hoy en día estos locales también te ofrecen la opción de comer una ensalada


Sabes que para estar en forma, debes acompañar una alimentación sana y equilibrada con la practica de ejercicio físico. 
Y lo puedes hacer sin gastarte un céntimo, porque caminar es la mejor forma de perder peso, y solo te hacen falta unas zapatillas y ganas.

Te propongo un reto: de hoy a un mes cambia tus hábitos por otros más saludables. 
Come mejor, deja de fumar (o reduce la cantidad de cigarrillos) y deja de beber refrescos. 

Dentro de un mes, déjame un mensaje y coméntame cómo te han salido las cuentas. 

¡Tú también te sorprenderás!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Deja un feedback.