martes, 4 de abril de 2017

DIABETES: PREVENIR ES MEJOR QUE CURAR

La prevención es la mejor medicina. Siempre y en todos los casos. 

Hace unos días leía una frase que decía que quien no tiene tiempo para el ejercicio tendrá luego tiempo para la enfermedad. Me gustó tanto que la he publicado en mis redes sociales, por que el mensaje es claro, es lo mismo que intento transmitir en este blog. 


Muchas enfermedades, trastornos y problemas de salud se combaten y se previenen con unos hábitos de vida saludables, donde el 80% es consecuencia de una correcta alimentación y el restante 20% es debido a la practica regular, constante y moderada de ejercicio físico.

Y una alimentación correcta y equilibrada te ayuda a prevenir la aparición de una de las enfermedades más comunes hoy en día: la diabetes. Ésta aparece cuando tu organismo presenta elevados niveles de glucosa en la sangre

¿Cómo puedes llegar a esta situación? Comiendo mal y haciendo poco ejercicio físico. 

La glucosa llega a la sangre porque la insulina no cumple con su tarea: permitir que la glucosa de los alimentos llegue a las células de tu cuerpo para que puedan transformarla en energía. Si sufres de diabetes, tus células no son capaces de absorber la glucosa que se queda circulando en la sangre.

La insulina es una hormona del páncreas que interviene en tu metabolismo para que puedas aprovechar al máximo los nutrientes que ingieres con cada comida. 

Mantener los justos niveles de insulina es el primer paso para prevenir (o controlar) la diabetes, y esto es posible solamente si evitas comer alimentos que alto índice glucemico, como ya te expliqué en otra ocasión

Es importante que entiendas que la diabetes no se cura, pero sí puedes aprender a controlarla, siguiendo estos consejos:

- Come mucha verdura, sobre todo la que contienen más porcentaje de agua, como las espinacas, los brócolis, la coliflor, el pepino o la calabaza.

- Lleva una alimentación rica en fibra y proteínas, evitando el azúcar refinado.

- Evita el sedentarismo: 30 minutos de ejercicio diario moderado pero constante son suficiente para prevenir muchos problemas de salud.

- Aprende a decir NO al tabaco y al alcohol. Lo de que dejar de fumar engorda es una mentira, una excusa que muchos se ponen para dejar este malo hábito. 

No hagas tú lo mismo y empieza a cuidarte desde hoy mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Deja un feedback.