martes, 16 de mayo de 2017

PROS Y CONTRA DEL YOGA CALIENTE

En realidad no se llama Yoga caliente, aunque así se le conoce vulgarmente. Su nombre correcto y oficial es Bikram Yoga, y es un estilo de yoga desarrollado por Bikram Choudhury y consiste en realizar 26 posturas determinadas en una secuencia especifica, en una habitación con 42ºC y el 40% de humedad.

Muchas personas lo practican porque creen perder peso rápidamente, y si es cierto que el esfuerzo al que sometes tu cuerpo te hace eliminar kilos de más, también es cierto que puedes conseguir los mismos resultados con otros ejercicios aeróbicos, como correr, ir en bici o nadar. Se cree que por sudar tanto se pierde grasa, pero en este artículo ya te he explicado que el sudor no adelgaza.




Tras haberte enumerado en este otro artículo los beneficios del yoga (tradicional) hoy te voy a decir los pros y los contras de practicar el Bikram Yoga.
Tú serás quien decida si te apuntas a esta moda o no.

Cuando sometes tu cuerpo a altas temperaturas, tus músculos se relajan, se dilatan y resultan más flexibles.Es por esta razón que con el Bikram Yoga consigues realizar las posturas de manera más eficaz que con el yoga tradicional. Al ser los músculos más flexibles se reduce también el riesgos de lesiones, siempre y cuando no abuses de la elasticidad y flexibilidad que tu cuerpo está alcanzando bajo los efectos del calor.

No hay duda que gracias a la alta sudoración tu cuerpo esté eliminando toxinas y se esté purificando. Sin embargo, debes tener en cuenta que junto con las toxinas estás eliminado liquidos y es importantísimo que luego vuelvas a dar a tu cuerpo el agua que has eliminado. 
En los 90 minutos que duran las clases de Bikram Yoga puedes llegar a eliminar agua en exceso, lo que puede provocar deshidratación de tu cuerpo y de tus órganos en particular, que necesitan del agua para poder llevar a cabo todas sus funciones vitales.

Con tanto calor y tanta humedad, no solamente corres el riesgos de deshidratarte, sino que tu cuerpo está realizando un esfuerzo físico muy grande que requiere de mucha concentración. Si no aprendes a escuchar tu cuerpo (como con el yoga tradicional) puedes llegar a realizar un sobre esfuerzo que, con las condiciones especificas del Bikram Yoga, te producen mareos, nauseas, desmayos y algunos problemas cardiovasculares.

Si decides practicar el Bikram Yoga, mi consejo es que nunca dejes de escuchar tu cuerpo y siempre realices las posturas según tu propio nivel y estado físico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? Deja un feedback.